Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en google

Contenido

Para nuestros tiempos el uso de internet se ha vuelto cotidiano, a tal punto que incluso suena complicado imaginar una vida sin él. Nos ha hecho la vida mucho más sencilla en muchos aspectos y nos ha permitido tener todo más accesible. Así como a nivel individual el internet ha cambiado la vida de todos. Para las empresas grandes o pequeñas el internet también ha sido un nuevo mundo de posibilidades.

¿Qué es el alojamiento web?

Si estás en ese grupo de gente que desea empezar en el mundo de los negocios y necesitas información. Entonces ya te habrás dado cuenta que usar internet y entender cómo funciona son cuestiones muy separadas. Te has preguntado alguna vez ¿Cómo funcionan los portales web? Si ese es el caso ya tienes una idea sobre el hosting.

Todas las páginas web que existen necesitan de un lugar donde almacenar toda la información que reciben y reciben. El alojamiento web es ese servicio, es ese lugar donde la información que provee una página y que recibe convergen para ser almacenados. Ninguna página web escapa de esto ya que todas necesitan cierta infraestructura, propia o contratada para poder funcionar.

¿Cómo funciona el web hosting?

El alojamiento web funciona mediante el almacenamiento de la información de un sitio en servidores que ofrecen a los usuarios. Cuando alguien introduce una dirección está llega hasta el proveedor de hosting. Ahí son traducidos los DNS, el proveedor obtiene el IP solicitado y ofrece el sitio web al usuario.

Un ordenador promedio en casa tiende a ser simple, a cumplir con las características bastante necesarias y no más. A la hora de tener una página web es necesario mucho más que lo básico para que esta funcione. Las exigencias se enfocan en varios puntos tales como:

Servidores

Para que una página web pueda funcionar necesita servidores trabajando constantemente sin parar esto es lo que hace que sea funcional. Un portal que solo funciona unas horas al día o que constantemente se ve caído no puede ser útil. Para el web hosting funcione trabaja con servidores que laboran sin pausa para hacer del portal accesible las 24 horas del día.

Velocidad de carga

Para un sitio web poder funcionar necesita proporcionar información a cada usuario que llega a él. Esto requiere de una conexión a internet de gran velocidad y buena simetría. Cualquier problema en la carga con el servidor afectado directamente la experiencia del usuario con el sitio.

Capacidad de visita

Si intentáramos usar una computadora domestica para funcionar de servidor a nuestra web esta simplemente colapsaría. Para el web hosting son necesarios equipos de calidad que soporten la cantidad de visitas a recibir del sitio. Ya que si esta cantidad se ve sobrepasada con mucha facilidad el portal constantemente estará caído sin poder prestar servicio.

Almacenamiento

El web hosting demanda una gran cantidad de almacenamiento para mantener la información del sitio propiamente. Además de poder guardar la información que suministre a los usuarios. Esto quizá pueda sonar sencillo a pequeña escala pero cientos o miles de usuarios guardando información en un sitio pueden colapsarlo si este no cuenta con el almacenamiento suficiente.

Seguridad

Todo portal web es víctima de ataques para robar información tanto propia del sitio como de sus usuarios. Este es un factor de suma exigencia ya que requiere actualizaciones constantes y mejoras para funcionar óptimamente a diferencia de un ordenador donde solo un antivirus basta para protegerlo de cualquier actividad peligrosa.

¿Qué tipos de alojamiento web existen?

Dado todo lo que ya sabemos del hosting, podemos asumir que las necesidades de cada sitio con respecto a este servicio son diferentes. Cada cual requiere más de unas características que de otras y para cumplir con esas características existen principalmente 4 tipos de web hosting:

Hosting compartido

En este sistema varios sitios utilizan un mismo servidor. Todos disfrutan de las capacidades del servidor y entre las partes cubren con el coste del mismo.  Es un buen sistema para portales pequeños o en crecimiento para no gastar demasiado en hosting.

Servidor dedicado

En este tipo de hosting una sola persona disfruta y se encarga del servicio. Adaptando el funcionamiento del servidor a su o sus proyectos.

Alojamiento VPS

Este sistema es un tanto parecido al primero ya que en un servidor trabajan varios portales. Pero en este caso todos se encuentran separados virtualmente y cada uno puede personalizar el funcionamiento de su fracción a sus necesidades

Alojamiento en la nube

En este sistema los problemas de indisponibilidad del servidor desaparecen ya que no hay un servidor trabajando. En este sistema múltiples servidores trabajando como uno provedor en el servicio. Es un sistema costoso pero es la opción de máxima calidad.

Entender el funcionamiento del hosting es fundamental a la hora de querer empezar a utilizar dominios web propios si bien al principio pueden sonar un tanto complicados de entender basta un poco de tiempo para familiarizarse con la terminología. Es necesario comprender este servicio para poder sacarle el máximo de provecho y ofrecer una experiencia completamente gratificante para quienes utilicen nuestro portal